El Acuarelista de la Poesía Antillana.

El Acuarelista de la Poesía Antillana.

Luis Carbonell, es el nombre artístico con el que se conoce a Luis Mariano Carbonell Pullés nacido en Santiago de Cuba, el 26 de julio de 1923. En su Ciudad Natal Carbonell  Fue alumno del Conservatorio de Santiago que dirigía la profesora Dulce María Serret. Allí fue alumno de Josefina Farret, pero bebió de otros maestros como Eugenia Rodríguez, Zenaida Manfugáz, Esther Borja.

En sus inicios como artistas solía declamar en fiestas familiares, hasta que a la edad de 15 años, se presentó en un concurso de aficionados, el cual ganó y pasó a integrar la nómina de la emisora radial CMKC, desempeñándose como pianista acompañante, director artístico, y cultivando el arte de la recitación a la vez que realizaba actuaciones en diferentes  teatros a lo largo de toda Cuba.

Carbonell se distinguia por su manera tan original y peculiar de declamar, hacía suya la poesía, a la vez que ubicaba a sus espectadores en ese entorno, a través de su manos, gestos y forma tan elocuente de usar la palabra. Al decir del destacado artista Argentino José Biondi,  quien al dirigirse a luis carbonell expresó: ¨Usted dibuja lo que dice, usted todo lo grafica, usted dibuja, crea el ambiente... Usted no diga que usted recita, usted no es recitador, usted es un poco más que recitador y un poco menos que actor, usted actúa lo que está haciendo, así es como un pincel, como una acuarela¨. De Ahí precisamente surge la otra forma de ser llamado ¨El Acuarelista de la Poesía Antillana¨.

Carbonell fue un músico universal, ejemplo de profesionalidad y cubanía, maestro, con exigencia, disciplina y humildad, como declamador fue aprendiendo empíricamente hasta  desarrollar su propio método basado en la respiración, la emisión de la voz, la utilización del diafragma, aspectos que unidos a su disciplina e infinitas horas de estudio, constituyeron su verdad y el secreto de su triunfo.

El Maestro siempre defendió su personal modo de incursionar por la música en diferentes escenarios. Desde los años cuarenta representó a Cuba en Nueva York junto a otros grandes de la isla como Esther Borja, Ernesto Lecuona y Gilberto Valdés. Fue el creador del programa Luis Carbonell en tres tiempos: piano, cuentos y poesía el que mostró por toda Cuba durante la década del setenta.

En su  trayectoria artística, dentro y fuera del país, fue merecedor de los más importantes premios del arte en Cuba. En 1999, recibió la Réplica del Machete de Máximo Gómez como reconocimiento a su obra. En el 2003 le fue otorgado el Premio Nacional del Humor y el Premio Nacional de Música.

Guillermo Álvarez Ordóñez (Guille)

¿Necesitas ayuda?

Llama ahora y habla con nuestros expertos en el 1-305-264-3760 o déjanos un mensaje y te llamamos cuando te sea conveniente.