Aguas Claras, Refugio de Belleza y Paz

Aguas Claras, refugio de belleza y paz

Dispuesta alrededor de una amplia y refrescante piscina de agua dulce, la Villa Internacional Aguas Claras ofrece al visitante agradables atractivos naturales. Se trata de un sitio apacible, rodeado de pura campiña, donde es posible disfrutar de la quietud propia del campo cubano, únicamente perturbada por el rumor de los árboles y las aves.

Aguas Claras está en la ruta principal al Valle de Viñales si se va desde la ciudad de Pinar del Río, capital territorial. El famosísimo valle se reconoce internacionalmente como Paisaje Cultural de la Humanidad. Además, por su gran exuberancia es uno de los principales destinos turísticos de la Isla. Entre otros atractivos, en sus predios se levantan los mogotes, formaciones geológicas únicas de su tipo en Cuba y el mundo, impresionantes a la vista y para la aventura.

Por su envidiable enclave, la Villa Internacional Aguas Claras ofrece al turista caminatas, excursiones, refrescantes baños en el río, monta de caballos y visitas a sitios de interés histórico y de gran belleza natural, como el mirador del hotel Los Jazmines, el restaurante La Casa del Veguero, el Parador El Mesón, el Restaurante La Casa Verde, la Cueva del Indio y el Mural de la Prehistoria.

La villa es, hoy por hoy, codiciado espacio para buen número de clientes habituales. Es decir, ostenta un elevado índice de repitencia para aquellos que no desean alternar con un turismo demasiado numeroso y estridente. Aguas Claras suele encontrarse totalmente comercializada cuando arrecia la temporada alta de turismo, entre noviembre y abril. A las condiciones naturales del entorno, se suma un servicio exquisito, personalizado e integrado mayormente por personas residentes en las pequeñas comunidades cercanas, buena gente con gran sentido de pertenencia por el lugar y un trato cálido, típico del guajiro cubano.

El sitio cuenta con confortables habitaciones independientes, todas con aire acondicionado. Ofrece además salas de TV, salas de juego, parqueos, caja de seguridad, pista de baile y programas de animación en las noches. En este horario la villa se convierte en uno de los centros nocturnos más visitados desde la ciudad cabecera, Pinar del Río. Esta población activa de algunos cientos de miles de habitantes, exhiben dinámicas bastante rurales pese a su condición urbana.

En la villa se presenta lo mejor del talento local. Sobre todo, contratan solistas y agrupaciones de música tradicional. Es posible bailar hasta altas horas de la noche, e intercambiar con los vecinos en un ambiente seguro y ordenado. Dicen que muchos turistas se comunican telefónicamente y por correo electrónico para indagar sobre la oferta cultural antes de viajar para alojarse.

Por su peculiar ambiente y bellos jardines, el sitio tiene un atractivo adicional. Es el lugar preferido para hacer las tradicionales fotos de quince años a las jóvenes lugareñas. Resulta muy pintoresco el ritual de la celebración con sus trajes típicos, atrevidos o “disfraces de princesa” muy comunes en la Isla. Aguas Claras es también el espacio habitual para fotografiar a niños pequeños y recién comprometidos llegados, incluso, de lejanos rincones de la provincia. Usted puede presenciar allí, de primera mano, toda una crónica de cómo los cubanos viven momentos tan especiales de su vidas.

En la ruta a Viñales

La Villa Internacional Aguas Claras, ubicada a 169 kilómetros de La Habana, se encuentra en el trayecto hacia uno de los principales destinos turísticos de la Isla, el Valle de Viñales, reconocido como Paisaje Cultural de la Humanidad.

 

Ileana Fuentes Arroyo

¿Necesitas ayuda?

Llama ahora y habla con nuestros expertos en el 1-305-264-3760 o déjanos un mensaje y te llamamos cuando te sea conveniente.