Cuba en los Records Guinness la Rana Más Pequeña Del Mundo

Cuba en los Records Guinness La rana más pequeña del mundo

La riqueza de la fauna cubana es indiscutible. Desde que los primeros europeos llegaron a la Isla quedaron impresionados por la diversidad de especies que la habitan (habitaban, para ser más exactos), incluso por desconocimiento llegaron a relacionar a algunos de sus ejemplares con seres mitológicos. Tal es el caso de las sirenas, con las que se confundieron al ver los mansos manatíes.

Tanto en tierra como en las aguas territoriales de Cuba hay especies únicas, y de las compartidas con el resto del mundo se pueden encontrar algunas características tan peculiares que las distinguen de sus similares.

Por sus singularidades, algunos de esos ejemplares están registrados en el libro de los Records Guinness, la globalmente famosa recopilación que cada año recoge los más insólitos logros humanos y de la naturaleza.

Por Cuba en esa lista figuró en su momento la rana más pequeña del mundo, un raro ejemplar que es conocido entre los habitantes de ese país como la Ranita de Monte, aunque su nombre científico es Eleutherodactylus iberia.

Este diminuto animal, cuyas dimensiones oscilan entre los nueve y los 10.5 milímetros,   habita en un punto específico de la geografía cubana: la Reserva de la Biosfera Cuchillas del Toa, una zona al norte de la región oriental muy célebre por el endemismo de su flora y fauna.

La Ranita de Monte es un anfibio que no sólo asombra por sus minúsculas dimensiones, sino por sus bellos colores que combinan negro, amarillo, naranja y marrón, con listas blancas en sus costados, y hábitos que, de conjunto, confirman sus rasgos exclusivos.

Para su desarrollo el pequeño animal necesita una alta humedad relativa y unos niveles de lluvia que sobrepasen los mil 600 milímetros al año, como condiciones indispensables para su reproducción.

Su tamaño y costumbres nocturnas hacen que la Ranita de Monte sea muy difícil de ver. Sólo los más avezados conocedores de su comportamiento pueden hallar un ejemplar de este maravilloso anfibio.

Durante el día se refugia bajo los helechos, lugar desde el que emite el característico sonido que atrae a sus congéneres y de conjunto dan vida a una auténtica sinfonía coral, aunque dicen los especialistas que su horario más activo es el nocturno. Como dato curioso, es justo señalar que casi la totalidad de los ejemplares encontrados de la Ranita de Monte han sido machos. Se asegura que sólo se ha capturado a una hembra y a muy poca distancia de un huevo.

Varias investigaciones aseguran que su principal defensa contra los depredadores es una toxina que secreta a través de la piel, aunque aún no se cuán eficaz cuan eficaz es el veneno.   

Esta aparentemente insignificante ranita cubana, digna de las más pródigas imaginaciones, pudo perfectamente habitar en Liliput, la tierra de seres mínimos que visitó Gulliver en uno de sus legendarios viajes, fue descubierta en 1994 e inmediatamente incluida en el libro de los Records Guinness.

El reinado de la Ranita de Monte como la más pequeña del mundo, duró hasta 2009 cuando en Papua Nueva Guinea fue hallada una nueva especie: la Paedophryne amauensis, que con 7.7 milímetros se convirtió en el vertebrado más pequeño, un hecho que confirmó el famoso libro de registros en 2012.

Otras especies cubanas para el Record Guinness

En Cuba son varias las especies animales cuya unicidad radica en sus minúsculas dimensiones, entre ellas están el zunzuncito, ave más diminuta, y el murciélago mariposa, también el más pequeño de su tipo en el orbe.

 

Guillermo Álvarez Ordóñez (Guille)

¿Necesitas ayuda?

Llama ahora y habla con nuestros expertos en el 1-305-264-3760 o déjanos un mensaje y te llamamos cuando te sea conveniente.